viernes, 20 de octubre de 2017

La fuente de la eterna juventud podría estar en el hipotálamo


Ni en los picos más ocultos del Himalaya, ni escondida en antiguas ciudades bíblicas enterradas bajo las arenas del desierto. 

La fuente de la eterna juventud podría estar en nuestro propio hipotálamo, una diminuta región del cerebro crucial, no sólo para la producción de hormonas, sino para regular nuestra conducta reproductora o la temperatura corporal entre una larga lista de funciones que no querríais que dejen de funcionar.


Investigadores de Farmacología molecular en el Colegio Albert Einstein de Nueva York dirigidos por el doctor Dongsheng Cai han descubierto una nueva aplicación para la proteína llamada NF-kB que interviene en los procesos degenerativos e inflamatorios relacionados con el envejecimiento. El funcionamiento de esta proteína está regulado también en esta parte del cerebro.

Al excitar la producción de esta proteína en ratones de laboratorio, el equipo de Cai ha constatado una aceleración del proceso de envejecimiento.

La NF-kB también reduce la generación de otra sustancia llamada Gonadotropina. Al inyectar en los roedores un compuesto llamado GnRH que genera esta hormona, la acción de la proteína NF-kB se ve reducida. Los ratones inyectados con GnRH vivieron un 20% más que los ratones del grupo de control y sufrieron menos los efectos adversos de la edad.

Por supuesto, el hipotálamo y la proteína NF-kB no son los únicos responsables del envejecimiento y aún habrá que hacer más pruebas antes de aplicar esta investigación en seres humanos sin temer efectos secundarios aún no descubiertos, como combustión espontánea al llegar a los 120 años, o brotes psicóticos en ausencia de la hormona, por poner dos ejemplos imaginarios. Lo único claro es que, si tiene éxito, van a vender la fórmula como rosquillas [Live Science].


Fuente: http://es.gizmodo.com/la-fuente-de-la-eterna-juventud-podria-estar-en-el-hipo-487263570

Una simple moneda puede evitarte intoxicaciones. ¡Descubre cómo!


Como es bien sabido una vez que hemos introducido alimentos en nuestro congelador y un tiempo después los retiramos para consumirlos, en caso de que nos hayamos arrepentido, no pueden volver a ser congelados.


¿A qué se debe? Cuando congelamos un alimento al mismo tiempo estamos congelando los microorganismos, y si bien hay ciertas bacterias que mueren con temperaturas muy bajas existen otras que pueden ofrecer un gran poder de resistencia y pueden proliferarse dentro del producto.

Ya que todos tenemos presente este esta es importante al momento de congelar los alimentos sabemos que los cortes repentinos de electricidad pueden alterar la cadena de frío a la que están sometidos y dañar en algún punto los alimentos que luego vamos a consumir.

Cuando se produce algún problema eléctrico y estamos en casa, podemos saber cuánto tiempo transcurrió durante la falta de suministro y tener plena conciencia de cuánto tiempo nuestros alimentos pudieron estar sometidos a la falta de frío necesaria para no haberse visto dañados.

Pero en caso de que nos hayamos ido de viaje durante pocos días o de vacaciones durante varias semanas, no podemos saber exactamente si hubo algún tipo de problema eléctrico que haya cortado la cadena de frío de nuestros alimentos y los haya expuesto a la proliferación de bacterias.

Para saber si esto ocurre te enseñaremos un truco muy sencillo que te dará la plena certeza de que tus alimentos encuentran en óptimas condiciones a tu regreso de vacaciones y que eventualmente puedas consumirlos sin correr ningún tipo de riesgo.

Sólo necesitarás una taza con agua y una moneda. ¿Cómo puede ayudarnos una moneda a saber si nuestra comida sin daño a causa de las fallas eléctricas? Es muy sencillo. A continuación, te explicaremos como podrás utilizar estos simples elementos para protegerte de intoxicaciones.

- Toma una taza con agua y colóquela dentro del congelador.

- Una vez que esté congelada coloca una moneda sobre la superficie del hielo.

- Nuevamente deja la taza con la moneda dentro del congelador.

- Al regreso de tus vacaciones, revisa la moneda que dejaste sobre el hielo de la taza y observa la posición.

- Si la moneda se mantiene en la superficie exactamente como la dejaste, entonces puedes tener plena certeza de que no hubo fallas eléctricas y de que los alimentos no sufrieron ningún tipo de alteración.

- Si la moneda se encuentra medio hundida, es posible que haya habido apagones durante breves períodos de tiempo y es posible que algunos de tus alimentos se hayan visto afectados.

- Pero en caso de que la moneda se encuentre en el fondo de la taza, entonces existe la posibilidad de que tus alimentos deban ser descartados por completo ya que con seguridad la falta de frío debió ser prolongada.

Este es un sencillo truco que nos puede ayudar a evitar intoxicaciones y graves problemas de salud provocados por ingerir alimentos que no han mantenido la cadena de frío adecuada durante el tiempo necesario.


Fuente:  https://saludable.guru/salud-moneda-para-evitar-intoxicaciones

Un estudio desmiente la creencia más popular sobre los antibióticos: no siempre hace falta terminar el tratamiento


Cuando tomamos antibióticos para combatir alguna infección, el médico siempre nos recomienda seguir el tratamiento hasta el final incluso aunque hayan desaparecido los síntomas. Un nuevo estudio acaba de echar por tierra esa creencia, probablemente la más arraigada sobre antibióticos.

La razón que se esgrimía hasta ahora para seguir tomando antibióticos hsta terminar el tratamiento prescrito era que, si lo abandonábamos antes, los microorganismos causantes de la infección podían mutar y hacerse resistentes al fármaco. Resulta que esta idea no solo es falsa, sino que de hecho puede ser contraproducente.

Martin Llewelyn es un experto en enfermedades infecciosas del Colegio Médico de Brighton y Sussex, en el Reino Unido. Él y sus colegas acaban de publicar un estudio en la revista British Medical Journal en el que aseguran no haber encontrado evidencias que apoyen la idea de que el tratamiento con antibióticos debe finalizarse a toda costa. Llewelyn explica:

La idea general de que interrumpir el tratamiento con antibióticos favorece el desarrollo de resistencia a los mismos no está soportada por ninguna evidencia. De hecho, persistir en el tratamiento más tiempo del necesario incrementa el riesgo de generar dicha resistencia.






El estudio continua diciendo que hay algunas enfermedades infecciosas como la tuberculosis en la que interrumpir el tratamiento sí puede generar resistencia. Sin embargo, en la mayor parte de las infecciones causadas por bacterias comunes como la E. coli o el Staphylococcus aureus, mantener el tratamiento más de la cuenta es precisamente lo que contribuye a hacer que los microorganismos se vuelvan resistentes.


El estudio no solo no ha generado rechazo por parte de la comunidad médica, sino que han surgido no pocas voces entre otros investigadores apoyando sus conclusiones. Peter Openshaw, presidente de la Sociedad Británica de Inmunología comenta:


Este breve, pero sólido documento sostiene la idea de que los sntibióticos deben administrarse de manera más frugal. El estudio señala que las evidencias que soportan un tratamiento más largo son, en el mejor de los casos, muy tenues. Lejos de resultar irresponsable, acortar la duración del tratamiento con antibióticos puede hacer menos probable que los microorganismos desarrollen resistencia.

El estudio ha suscitado algunas críticas desde el Real Colegio de Médicos, donde insisten en la necesidad de que los pacientes respeten el tratamiento prescrito por el médico en todos los casos. La razón que esgrimen es que una mejora en los síntomas no necesariamente significa que los microorganismos causantes hayan desaparecido. Desde el Instituto Nacional de Salud del Reino Unido añaden que aún son necesarias pruebas más concluyentes antes de establecer nuevas prácticas en el uso actual de antibióticos. [Eurekalert vía The Guardian]


Fuente:  http://es.gizmodo.com/un-estudio-desmiente-la-creencia-mas-popular-sobre-los-1797293699

Un parasito intestinal de los gatos puede ayudar a prevenir el cáncer


La caja de arena de un gato no parece el mejor lugar para encontrar fármacos contra el cáncer, pero resulta que sí lo es. 

Un grupo de investigadores de la Universidad de Dartmouth, en Estados Unidos, ha descubierto que uno de los parásitos que habita en las heces de gato podría ser la clave para una nueva generación de tratamientos contra la enfermedad.

El parásito se llama Toxoplasma gondii, y en su estado natural es bastante peligroso para la salud. Analizando sus efectos en seres humanos, el grupo de Dartmouth ha descubierto que nuestro sistema inmunológico ataca al parásito de una forma que también resultaría efectiva contra tumores. En otras palabras, el Toxoplasma gondii podría ser empleado para estimular la producción de linfocitos T que ataquen las células cancerosas en las primeras fases de la enfermedad.

El equipo de Dartmouth ha logrado desactivar el parásito, y crear una vacuna inmunoterapéutica que ataca el cáncer. La vacuna ha mejorado espectacularmente la tasa de supervivencia en ratones aquejados de melanomas y cancer de ovario especialmente agresivos.

Por supuesto (y más en un tratamiento que implica parásitos encontrados en la caja de arena de un gato) aún es pronto para hablar de resultados en humanos. El siguiente paso es hallar una manera de adaptar el tratamiento para probar si funciona en personas. De hacerlo, podríamos estar ante una nueva y efectiva vacuna contra determinados tipos de cáncer. [vía Discovery]


Fuente:  http://es.gizmodo.com/un-parasito-intestinal-de-los-gatos-puede-ayudar-a-prev-1606921216

Una nueva proteína que inhibe el hambre logra que monos adelgacen un 10% de su peso en seis semanas


Los cinco tipos de medicación contra la obesidad aprobados por la FDA actualmente logran hacer que las personas con problemas de sobrepeso pierdan entre un un 7 y un 12% de su peso corporal en el plazo de un año.

Una nueva proteína que acaba de probarse en monos reduce un 10% en solo seis semanas.

La proteína en realidad es un vieja conocida de la ciencia. Se llama GDF15 y es, de hecho, la proteína que regula el hambre en los seres humanos y muchos otros animales. Durante años se ha tratado de sintetizar la GDF15 en laboratorio, pero todos los intentos han sido frustrados por el hecho de que la proteína se disuelve demasiado rápido en el torrente sanguíneo y no llega a hacer efecto.

Ahora, un equipo de investigadores de la compañía farmacéutica Amgen liderado por Murielle Véniant ha logrado estabilizar la proteína añadiendole u fragmento de anticuerpo como los que el organismo utiliza para identificar sustancias extrañas.

El resultado es una inyección que logra que los monos pierdan un 10% de su peso corporal en solo seis semanas, y que además reduce la glucosa en sangre y el riesgo de diabetes. Lo que la GDF15 hace es inhibir la sensación de hambre evitando que las terminaciones nerviosas del estómago envíen tantas señales al cerebro y dando a los monos la sensación de tener el estómago lleno. La droga, además, no tiene ningún tipo de efectos secundarios, al menos en monos.

El siguiente paso de los investigadores es realizar ensayos clínicos en seres humanos. Amgen no es la única compañía que está ultimando tratamientos basados en esta proteína. Es muy probable que veamos un fármaco basado en ella en el mercado en cuestión de un par de años. [Science Translational Medicine vía New Scientist]


Fuente:  http://es.gizmodo.com/una-nueva-proteina-que-inhibe-el-hambre-logra-que-monos-1819706911

Las hojas de papaya pueden ser la solución a tu problema. Descubre todos sus beneficios.


Siempre que pensamos en remedios naturales la primer idea que surge tiene relación con las hierbas, las verduras e incluso las frutas, pero lo que rara vez pensemos es que las hojas de algunos productos de la naturaleza también pueden ser útiles para curar o prevenir enfermedades.

Este es el caso de las hojas de papaya, que en cualquier situación sería algo que descartaríamos por completo, pero de las que te daremos a conocer todo el potencial que encierran para evitar contraer ciertas enfermedades o incluso para curar otras.

El primer uso que se le dio a las hojas de papaya fue para tratar el virus del dengue.

El jugo de estas hojas dio muy buenos resultados en aquellos que fueron picados por el mosquito que transmite la enfermedad y que ocasiona serios problemas de salud e incluso la muerte.

Pero otros estudios también lograron detectar diferentes usos para el jugo de hojas de papaya igual de efectivos a la hora de curar enfermedades o de disminuir dolencias.

Las hojas de papaya cuentan con fitonutrientes, unos antioxidantes que tienen la capacidad de combatir los radicales libres, al mismo tiempo que beneficia al sistema circulatorio.

También el estómago se ve beneficiado con estas hojas que contienen fenólica y papaína, indispensables para una buena digestión.

De acuerdo a los últimos descubrimientos, las hojas de papaya ayudan a aliviar los efectos de los tratamientos de quimioterapia y también contribuyen con otros beneficios.

1) Estímulo energético:

Un vaso de jugo de hojas de papaya diario te aporta las energías necesarias para empezar una jornada de intensas tareas, combatir el cansancio y la fatiga crónica.

2) Genera plaquetas:

Las hojas de papaya incrementan la producción de plaquetas, ideal para quienes se vieron sometidos a intervenciones quirúrgicas y están en proceso de recuperación.

3) Cáncer:

El Journal of Ethnopharmacology, realizó un estudio en el que explicó que este jugo puede ser eficaz en el tratamiento y la prevención del cáncer.

Se detectó que se redujo la inflamación y logró detener la reproducción de células cancerígenas.

Al mismo tiempo, activó el sistema inmune y redujo el efecto de las alergias.

4) Limpia el hígado:

Es útil para combatir enfermedades relacionadas con el sistema hepático como ictericia o cirrosis, además de limpiar toxinas y barrer con desechos.

5) Promueve la salud cardíaca:

Las hojas de papaya regulan la presión arterial y disminuyen los riesgos de accidentes cerebro-vasculares o infartos.

6) Favorece la digestión:

El jugo de hojas de papaya contienen sustancias que contribuyen a degradar los alimentos que se consumen favoreciendo la digestión y evitando el estreñimiento, la diarrea, el intestino irritable, la distención intestinal y la indigestión.

7) Nivela la glucosa de la sangre:

Es beneficioso para pacientes afectados de diabetes, gracias a su capacidad para disminuir los índices glucémicos.

8) Regula los ciclos menstruales:

Para quienes sufren de menstruaciones complicadas, irregulares y dolorosas, nada mejor que un vaso de jugo de hojas de papaya para regular los ciclos.

¿Cómo preparar el jugo?

- Lavar un puñado de hojas frescas de papaya, colocar en la licuadora y mezclar con un poco de agua.

- Guardar esta preparación refrigerada en frascos de vidrio durante 3 días.

- Beber un vaso de este jugo por la mañana, en ayunas.

¿Cómo preparar el té?

- Tome unas 10 hojas de papaya, lávelas bien y coloque en una olla con 2 litros de agua.

- Hierva hasta que la cantidad de líquido se reduzca a la mitad.

- Retire del fuego, deje entibiar y agregue una cucharadita de miel.

- También puede conservar en la heladera y beber frío en la mañana.


Fuente:  https://saludable.guru/salud-beneficios-hojas-de-papaya

Cada cuánto tiempo es recomendable ducharse, según la ciencia



¿Con qué frecuencia te sueles duchar? Es posible que la mayoría lo haga diariamente. No pasa nada, al contrario, está bien. 

El problema puede venir si te duchas todos los días con jabón, los 365 días del año. Entonces, y dependiendo de tu cuerpo, la ciencia tiene algo que decirte.

Como cuentan en su último vídeo los chicos de sciShow, ducharse todos los días (con jabón) puede que no sea la mejor de las ideas salvo casos particulares. ¿La razón? La clave está en una palabra: microbioma cutáneo, una capa de bacterias inofensivas que, si frotamos demasiado, pueden dejar el terreno (la piel) libre para la entrada de otros microorganismos con muy malas intenciones.

Veamos. A la mayoría de las personas les gusta una ducha: es relajante, quita el posible mal olor y además protege al cuerpo de infecciones pero, ¿realmente necesitas una ducha diaria con jabón? La respuesta corta es no, para la mayoría de los casos.

Según explican en sciShow, estudios científicos basados en la biología de la piel humana (y lo que puede estar viviendo sobre ella) apuntan a una serie de recomendaciones. El cuerpo humano es un órgano gigante capaz de bloquear sustancias nocivas para que no entren en la piel. De hecho, está cubierto de una gran cantidad de bacterias, hongos, virus e incluso pequeños artrópodos. Todos juntos forman lo que se denomina microbioma de la piel.

En su mayor parte, los investigadores piensan que estos microbios son bastante inofensivos. Sin embargo, a medida que interactúan con el exterior pueden detectar otros microbios que podrían enfermarlos. Por ejemplo, al frotar los ojos o poner la comida en la boca, las manos pueden añadir gérmenes que se deslizan más allá de la piel y entran en el cuerpo. 


En este caso, lavar las manos con jabón es clave, ya que se trata de un surfactante (agente activo) hecho de moléculas que unidas al agua es capaz de eliminar suciedad, aceites o bacterias al enjuagarlos.

Dicho esto, el lavado completo del cuerpo es muy diferente. Existen glándulas que siempre producen sudor y aceites que mantienen la piel hidratada y saludable. Estas necesitan de un equilibrio. Ciertas bacterias descomponen el sudor y liberan moléculas malolientes. Si la piel tiene demasiada suciedad, células muertas de la piel o aceites, los poros pueden obstruirse, lo que muchas veces acaba en problemas de acné.





Por eso ducharse con jabón ayuda a deshacerse un poco de ese sudor y aceites. Sin embargo, con demasiada frecuencia puede no ser ideal. Para empezar, podría acabar con el microbioma que comentamos, y dado que el jabón y el agua lavan los aceites, la piel puede acabar demasiado seca y la capa externa se agrieta. Como resultado de ello se facilita la entrada de microbios que pueden causar enfermedades.

Por tanto y para concluir, la mayoría de los dermatólogos explican que las duchas diarias en las que se frotan todas las partes del cuerpo con jabón son exageradas, a menos que tengas un problema de sudor (diaforesis) o realices ejercicio todos los días. De lo contrario, ducharse cada dos días debería estar más que bien para mantener el microbioma de la piel sano.


Fuente:  http://es.gizmodo.com/cada-cuanto-tiempo-es-recomendable-ducharse-segun-la-c-1819673013

jueves, 14 de septiembre de 2017

Barritas de Banana y Avena. Saludables y crocantes.


Cuando queremos adelgazar nos esforzamos por comer menos e incorporar hábitos saludables, pero en algún momento es inevitable ceder a la tentación de comer algo rico y dulce. 

En este momento nuestra fuerza de voluntad empieza a flaquear, pero para no sabotearnos a nosotros mismos y echar por tierra los avances hechos con tanto esfuerzo, te vamos a proponer una alternativa saludable para esos momentos en que te invaden los antojos. Con tan sólo unos pocos ingredientes vamos a preparar unas barritas de avena y banana que te serán muy útiles para cuando la ansiedad te pide comer algo dulce. 

Incluso, puedes conservarlas durante algunos días y llevarlas a la escuela o a la oficina para consumirlas entre horas y así evitar comer productos grasos y colmados de azúcar. Vamos a preparar unas barritas deliciosas con pocos ingredientes y en muy poco tiempo. 

¡Manos a la obra! 

Reúne los siguientes ingredientes: - 1 banana grande cortada en rodajas. - 50 g de dátiles picados. - 3 cucharadas de nueces picadas. - 1 cucharada de esencia de vainilla. - 100 g de avena. - 1 pizca de sal. - 1 cucharadita de canela. 

Preparación: - Pre calienta el horno a 180°. - Pisa las rodajas de banana hasta formar un puré y mézclalas con los dátiles y las nueces. - Agrega la esencia de vainilla, la avena y la sal. 

Mezcla muy bien todo. - Ubica la preparación en una fuente rectangular o cuadrada de aproximadamente 25 cm de ancho. 

Distribuye de manera pareja. - Hornea durante 30 minutos. - Retira del horno y deja enfriar por completo. Espolvorea con la canela. - Corta barras de aproximadamente 1 cm y medio de ancho. - 

¡Hora de disfrutar tus barritas de cereal!



Fuente: https://youtu.be/r8EczxDBJUU